Estudiar en Casa

Cuando la prensa dio a conocer el estilo de vida de la comunidad eco cristiana de Pirque, a raíz de la inhumación ilegal del cuerpo de Jocelyn Rivas, gran parte de la opinión pública centró su interés en el hecho de que los nueve menores que viven en esa parcela no asisten a la escuela. Pero pese a las críticas, el derecho de educar a los niños en casa y no enviarlos al colegio está amparado en la Constitución Política, que establece el deber y derecho preferente de los padres para educar a sus hijos. Esta opción educativa es practicada por más de 60 familias en nuestro país, y es una tendencia que ha crecido explosivamente desde el año 2000 a raíz de los casos de violencia y los bajos logros académicos de la instrucción formal. En Estados Unidos los adeptos pasaron de 500 mil a casi dos millones y en Inglaterra el fenómeno se ha triplicado en los últimos siete años. Los seguidores de esta alternativa educativa se basan en la idea de que los niños no están preparados para asistir al colegio antes de los 8 años. Según los investigadores Ray y Dorothy Moore, la escolarización temprana daña a los niños académica, social, mental y psicológicamente, basados en el hecho de que problemas conductuales e incluso la ceguera aumentaban en aquellos niños que habían ingresado tempranamente al colegio. Pero que los niños no estén preparados para el colegio no significa que no lo estén para la educación. Al contrario, la educación en casa postula que si los padres fueron tan exitosos en enseñarle a hablar y caminar a sus hijos, también obtendrán buenos resultados al introducirlos en otros aprendizajes, que, en el caso de nuestro país, podrán ser validados a través de exámenes libres en el Mineduc. Las investigaciones académicas que se han hecho en torno a la educación en casa evalúan positivamente este tipo de aprendizaje. Un estudio de la Universidad de Maryland concluye que los niños educados en casa tienen un desempeño entre 30% y 37% mayor que aquellos niños que asisten a escuelas públicas en Estados Unidos. Además, un 74,2% de quienes no siguieron una instrucción formal en la escuela siguieron estudios de educación superior, versus un 46,2% de los alumnos regulares. Además, algunas universidades norteamericanas han abierto cupos especiales para quienes han hecho el colegio en casa.

|

Comentarios

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar